Un buen diseño para E-commerce ¿Cómo lo hago?

Cuando se habla de un diseño, la mayoría de las veces las personas utilizan adjetivos como “bonito” y feo.

La mayoría de personas, en ocasiones incluso los propios diseñadores, se olvidan que detrás de ese diseño existe una finalidad.

La function principal de un diseñador no consiste en generar siempre cosa “bonitas” o impactantes, sino en cumplir determinados objetivos estrategicos y comerciales del cliente con un cierto criterio estético. El comunicador visual debe analizar y aportar de manera objetiva para cautivar al comprador.

 Acción, reacción, repercusión.

Todo diseñador debe tener en cuenta estas tres cosas al momento de trabajar en un sitio comercial. El diseño estratégico está totalmente vinculado a las leyes de la oferta y la demanda y es por eso que resulta básico comprender cuál es esa demanda.

Ningún recurso gráfico debe aplicarse al azar. Cada color, forma, palabra o fotografía tiene un efecto concreto sobre los receptores, por eso un diseñador debe hablar con la boca del target, tomando el mensaje del cliente y traduciéndolo a un lenguaje visual capaz de generar una reacción de compra por parte del visitante del sitio.

Dinero vs tiempo vs resultado

Se tiende a pensar que la carencia de dinero (o tiempo en su traducción empresarial) se convierte muchas veces en una de las principales causas de la degradación de un diseño, no obstante en muchos casos esta obligación de optimizar el tiempo contribuye al surgimiento de soluciones creativas que pueden transformar un trabajo simple en algo atractivo y funcional.

Esto no quiere decir que la carencia de recursos siempre sea positiva, de hecho los procesos creativos deben estar compuestos por varias fases que van desde el estudio y conocimiento del sector, producto y target hasta la publicación y adaptación de formatos. Cada una de estas fases requiere una dedicación importante por parte del diseñador o equipo creativo vinculada habitualmente al resultado final, es por eso que a más tiempo (o dinero), más podrá investigar, probar y re-probar y más posibilidades de lograr el objetivo con mayor acertividad.

Estética vs objetivos

La buena estética hace más efectivo un mensaje, esto no garantiza el logro comercial y mucho menos, la aceptación de los consumidores.

Existen marcas con estéticas cuestionables que se mantienen sin cambios en el tiempo y, aún así, siguen teniendo un público fiel. Otros han intentado maquillar su imagen con rasgos de modernidad y han vuelto a su estado natural por que esa estrategia los alejó de su target.

Con tal de poder valorar con criterio un buen diseño comercial, se debe tener en cuenta que se cumplan las siguientes características:

Pertinencia a la categoría y target

 

 

 

Es de fácil apreciación y lectura

 

 

 

Integra elementos conceptuales y estéticos capaces de sostener la estrategia comercial en el tiempo.

 

 

 

La cantidad del diseño no está ligada con la calidad, en algunas situaciones menos es más

 

 

 

Un buen comunicador gráfico acostumbrado a trabajar con diseños estratégicos, debe encontrar el punto exacto entre los aspectos estéticos y los comerciales, sólo de esta forma el cliente obtendrá una pieza gráfica de valor que ayudará a conseguir los objetivos de negocio fijados.

Autor: Itzel Hernández
Cargo: Diseñadora de Arte
PengoStores 

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>